Yo soy el Danzón

El Danzón, ese baile cadencioso, romántico y distinguido que surgió en el pueblo para luego reinar en los salones de la alta sociedad, ha mantenido por más de un siglo su encanto y atractivo. Fue el primer baile auténticamente criollo, en un momento en que los cubanos defendían su independencia; el primero en cruzar nuestras fronteras para ser acogido con mucho amor en países como México, Colombia, Venezuela, Panamá, Puerto Rico y República Dominicana. En él están presentes los elementos más representativos de nuestra cultura y nuestras raíces. A través del tiempo, este baile ha librado incansables batallas musicales para impedir que nuestra música tradicional fuera opacada por modas y ritmos foráneos, por lo que ha creado alianzas y se ha plegado al gusto de los bailadores. Considerado el padre de muchos otros ritmos de fama mundial como el Danzonete, el Mambo y el Chachachá, es flexible, alegre y complaciente por lo que puede acomodar en su estructura, melodías de canciones de cualquier nacionalidad o género, desde la ópera hasta el jazz, sin perder su elegancia. Esta entrega ofrece una muestra de cuatro productos que incluye un curso de seis clases para aprender a bailar nuestro Danzón, el documental “Yo soy el Danzón”, un material complementario titulado “El lenguaje del abanico” y una galería de fotos. Yo soy el Danzón, es un documental que será bien recibido por todos y que rinde honores a este género musical. Reconocido como nuestro Baile Nacional ha obtenido la condición de Patrimonio Cultural de la Nación Cubana.


Editorial: Citmatel